Sal del Himalaya
27/02/2018
La Senda del Tarot
06/03/2018

 

Que es el REIKI


 

Tras todos mis años usando el REIKI en mi vida cotidiana y con otras personas, he llegado a la conclusión de lo importante que es que cada uno seamos capaces de sanarnos, de ser nuestro propio hospital. Todos llevamos de nacimiento la capacidad de auto sanación, sin excepciones.

Con el tiempo he ido uniendo diferentes terapias y aprendizajes personales en mis sesiones de Reiki como son los Reg. Akashicos, Tarot, Videncia, Mediunidad, Comunicación con Guías, etc. y he creado mi propia terapia que funciona fantásticamente que se llama  Sanación Consciente.

 

Ahora un poquito más sobre el REIKI

 

Que es el Reiki es un método de sanación a través de la energía vital, es de origen japonés. Se basa en la catalización y transmisión de la energía del universo por parte de una persona capacitada para ello a otra persona o a ella misma (autosanación).

 

“Rei” significa universo y “ki” energía vital, en japonés. Para aplicar Reiki se usan principalmente a través de la imposición de las manos.

 

Sirve para restaurar, equilibrar y desbloquear los chakras del individuo, y así eliminar estrés, previene dolencias y enfermedades, aportando paz y felicidad, a la vez que armoniza cuerpo físico, el emocional y el mental. Te hace conectar con tu SER.

 

 

 

Cualquier persona puede practicar el Reiki, sin importar la edad, ni el estado físico, no exige ninguna condición previa. También se puede dar Reiki a embarazadas, animales, plantas, circunstancias, lugares, etc. Todo esto se apoya con diferentes herramientas que suelen ser minerales.

 

Para aprender la sanación Reiki es necesario un maestro, porque además de aprender las técnicas y posiciones de las manos entre otras cosas, es necesario que la persona sea sintonizada para poder canalizar y transmitir la energía del universo; sin esta sintonización la persona que quiera transmitir energía estaría aportando la propia y no la de la fuente universal, corriendo el riesgo de debilitarse.

 

 

 

 

 

Después de la iniciación de primer nivel, la persona está capacitada para canalizar y transmitir la energía Reiki en el acto, no se pierde esta capacidad con el tiempo ni con la falta de uso. Si se deja de practicar por largo tiempo, la energía fluirá otra vez cuando se la invoque o necesite.

 

En el primer nivel podrás trabajar a través del Reiki a nivel físico, con el segundo a nivel mental y emocional, con el tercero el espiritual y con el último (MAESTRÍA) podrás hacer iniciaciones a otros.

 

Sesiones REIKI

 

Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente cuarenta y cinco minutos y la persona permanecerá normalmente acostado en una camilla, descalzo y vestido. Durante la sesión se utiliza música suave  y aromas como incienso o esencias (aromaterapia) y velas.

Se colocan las manos sobre una serie de ubicaciones en el cuerpo llamados chakras y la Energía Reiki fluirá.

 

Durante un tratamiento, se siente una relajación profunda, una gran sensación de paz. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada en el resultado final, algunas siente un cosquilleo, calor o frío en diferentes partes del cuerpo según fluye la energía, otras personas ven colores, experimentan una sensación de “flotar” o sienten emociones que salen a la superficie y otras no sienten nada y no por ello el Reiki no está funcionando.

 

Se pueden hacer sesiones individuales para obtener una profunda relajación y sensación de bienestar momentáneo o bien el tratamiento de varias sesiones desde dónde se trabaja más profundamente para sacar al paciente de algún estado dónde se encuentra.

 

Se aumentan la energía y el estado de ánimos de la persona,

dándote un punto de vista más positivo sobre la vida.

Situaciones anteriores de estrés parecen no preocuparte como antes.

 

Muchas personas tras recibir sus primeras sesiones experimentan unos cambios personales que pueden resultar molestos. Es habitual que en los días siguientes a la sesión se puedan tener sensaciones de náuseas, vómitos, diarrea, dolor de garganta o simplemente se pase una semana enfadado o de sentimientos a flor de piel. Entonces esta persona piensa que el Reiki le ha ido mal y que está peor que antes de empezar las sesiones. Esto es lo que se llama una crisis de sanación. Esto es porque se están moviendo cosas dentro de las personas y se colocan otras.

 

Pincha aquí para Articulos relacionados…

 

Autor: Carlos Recio Corbacho

Maestro Reiki

Maestro Reg. Akashicos

Auto de los libros La Memoria del Alma y El Amanecer de la Conciencia.

Director del Centro Vesica Piscis

 

Para más información de CURSOS…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat